Autor Tema: Limpieza del Lavavajillas  (Leído 786 veces)

Teo

  • Miembro Máxima Participación
  • *****
  • Mensajes: 221
Limpieza del Lavavajillas
« en: Abril 16, 2015, 09:04:39 am »
En cualquier avería, lo primero que debes, hacer es entrar en la Web de ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos) y en esa Web encontrarlas un panel con todas las marcas de los electrodomésticos que se venden en España. Allí veras cada marca con el número de teléfono del SERVICIO OFICIAL DEL FABRICANTE. Que es a quien debe llamarse en caso de avería.

Antes de entrar en la solución os voy a explicar las posibles causas del problema, que derivan del desconocimiento de cómo funciona el lavavajillas, lo que nos llevarla a cómo debemos cargarlo. Lo primero que hemos de hacer es no dejar que se sequen los restos de comida en los platos, ya que cuanto más se sequen, más difícil será eliminarlos. Tener en cuenta que los lavavajillas eliminan toda la suciedad que no haya que eliminarla frotando con un estropajo. Por consiguiente, no se puede secar la suciedad pues al meter la vajilla no se eliminara en el lavado. Lo aconsejable sería, después de comer, eliminar con un tenedor los restos de los platos introduciéndolos directamente en el lavavajillas. De esa manera, aún cuando no se ponga a funcionar inmediatamente porque quizás no esté completo, dentro del aparato los restos no se resecan.

Otro aspecto fundamental es cómo hay que colocar la vajilla en el aparato. Pensemos cómo se produce el lavado en el lavavajillas: tienen dos (o tres) brazos rociadores, uno en la parte inferior, otro en medio y algunos otro o una "ducha" en el techo. Pensemos, en el momento de la introducción de la vajilla, cómo actúan los brazos rociadores. Hemos visto que giran solos y que lanzan chorros de agua hacia arriba. Esos chorros de agua a presión, con el detergente disuelto, deben subir con fuerza entre los platos de la parte inferior para limpiar el anverso y el reverso del plato. Deben estár bien colocados, más o menos verticales o con una cierta inclinación, que determinarán las varillas de las cestas. Las ollas, cacerolas, sartenes, etc, hay que colocarlas también en la cesta inferior, la que recibe más presión de agua y por lo tanto la más efectiva en la limpieza.

Otro aspecto importante es colocar los vasos, tazas, etc. en la cesta superior, siempre de manera que los chorros de agua a presión limpien el interior de las tazas o recipientes, que es lo importante y por consiguiente hay que colocarlos de la manera adecuada para recibir los chorros de agua en la parte más sucia. Respecto a los cubiertos, hay lavavajillas que tienen una tercera cesta en la parte superior, donde se colocarán los cubiertos también de manera ordenada y fija en las correspondientes hendiduras. Si no tiene la tercera cesta tu lavavajillas, deberás poner los cubiertos en el cestillo para tal fin, que se encontrará en la cesta inferior.

Una vez cargado el lavavajillas y antes de ponerlo en marcha es inportante asegurarse que los rociadcres giran libremente bajo las cestas sin tropezar con salientes que impidan el giro libre. Simplemente se le dá a cada rociador con la mano para quer gire y si no queda detenido por ningún obstáculo, está perfecto.

Si colocamos con orden los platos, por ejemplo los llanos juntos uno al lado del otro, y los hondos también juntaos uno al lado del otro, permitiremos que el agua a presión entre mejor entre ellos y, sobre todo, sea mucho más fácil luego de sacar los platos por grupo de formas, ahorrando tiempo.

Vayamos ahora al asunto más determinante en la limpieza de la vajilla: el giro y presión de agua de los brazos aspersores o rociadores. Ahora deberías ir al aparato y sacar el rociador inferior. Normalmente va metido a presión en el tubo de salida de agua de la parte inferior, sobre el filtro. Con el rociador en la mano observarás que tiene dos tipos de agujeros en los dos lados: un tipo es simplemente de agujero directos sobre la plancha de acero inoxidable (o de plástico en algunos aparatos). Esos agujero, que lanzarán el agua hacia arriba para lavar, DEBEN ESTAR LIBRES DE RESIDUOS, pues normalmente y con el uso, se tapan y por ese agujero YA NO SALE AGUA, por lo que pierde eficacia el lavado. ¿Cómo puedo limpiar los agujeros de esos residuos de comida? Pues simplemente con un palillo o punzón, presionando la obstrucción, si es posible hacia fuera y si no, hacia dentro.

Verás también otros agujeros pero estos tienen una salida lateral, no hacia arriba como los otros. Esa salida lateral del agua a presión es la que hace girar el rociador, con lo que se consigue que los chorros de agua verticales vayan cubriendo todo el volumen del lavavajillas. Si los agujeros están tapados el rociador no gira o lo hace sin fuerza y habrá zonas del lavavajillas DONDE NO SE LAVARÁ. Por consiguiente, hacemos lo mismo: con un punzón, la punta de un cuchillo o un palillo, saciamos la suciedad y si no se puede, se presiona hacia dentro del aspa. Cuando tenemos todos los agujeros limpios, si se ha metido la suciedad dentro del aspersor le damos la vuelta sobre el fregadero, inclinando el aspa hacia un lado y hacia otro, le damos unos golpes con la mano hasta que la suciedad que entró en el interior salga por el agujero central del aspa. Con eso evitaremos que esa suciedad pueda volver a incrustarse en los agujeros y volver a taponarlos.

Luego desmontamos el rociador de la cesta superior, normalmente fijado al brazo que lleva el agua al aspersor mediante una tuerca de plástico que puede girarse con la mano para desmontar el aspa. Hacemos lo mismo, limpiando todos los agujeros del rociador y eliminando esa suciedad como he explicado para la cesta inferior.

Limpiaremos el filtro, fijado en la base del lavavajillas, girando la tuerca grande de plástico que acostumbra a llevar para la fijación. Bajo el chorro de agua limpiamos los restos de comida y residuos que tenga el filtro de aguajeros finos y también los de plástico, el que va directamente al desagüe. Una vez limpio, lo colocamos de nuevo fijándolo, como los aspersores, con el giro de la tuerca o del propio filtro.

Ya hemos limpiado el lavavajillas para una temporada. Cuando tengáis cierta práctica para hacer esta limpieza, no tardaréis más de cinco minutos en hacerlo, y permitiréis que vuestro lavavajillas lave COMO EL PRIMER DÍA. Repite esta operación de limpieza cada vez que notes que no sale limpia la vajilla, siempre que la hayas colocado como te explicaba antes y no tenga resecos los restos de suciedad. Si todo va bien, hazlo cada dos o tres meses, por precaución. Ten en cuenta que un solo agujero obstruido puede perjudicar la eficacia del lavado.



DGOMA - The Guide Of MAchines- La guia de las Maquinas

Limpieza del Lavavajillas
« en: Abril 16, 2015, 09:04:39 am »

 

Related Topics

  Asunto / Iniciado por Respuestas Último mensaje
0 Respuestas
847 Vistas
Último mensaje Mayo 28, 2013, 09:00:20 pm
por Leire
0 Respuestas
799 Vistas
Último mensaje Mayo 28, 2013, 09:01:10 pm
por Leire
0 Respuestas
935 Vistas
Último mensaje Junio 28, 2013, 12:59:13 pm
por RPeres
0 Respuestas
816 Vistas
Último mensaje Junio 28, 2013, 02:01:18 pm
por RPeres
0 Respuestas
937 Vistas
Último mensaje Julio 14, 2013, 01:57:13 pm
por JorgeL
0 Respuestas
3225 Vistas
Último mensaje Noviembre 26, 2013, 03:03:26 pm
por Rene
0 Respuestas
740 Vistas
Último mensaje Octubre 07, 2015, 05:13:24 pm
por Rulo
0 Respuestas
676 Vistas
Último mensaje Diciembre 01, 2015, 07:55:18 pm
por Teo